El Principito – XIX

Print Friendly, PDF & Email

El Principito – XIX (Antoine de Saint-Exupéry)

El principito subió a una alta montaña. Las únicas montañas que había conocido eran los tres volcanes que le llegaban a la rodilla. Usaba el volcán extinguido como taburete. “Desde una montaña alta como ésta -se dijo- veré de un golpe todo el planeta y todos los hombres…”. Pero sólo vio agujas de rocas bien afiladas.

– Buenos días – dijo al azar.

– Buenos días… Buenos días… Buenos días… – repuso el eco…

– ¿Quién eres? – dijo el principito.

– Quién eres… Quién eres… – respondió el eco.

– Sed amigos mío, estoy solo… – añadió el principito.

– Estoy solo… Estoy solo… Estoy solo… – respondió el eco.

“¡Qué planeta raro! -pensó entonces-. Es seco, puntiagudo y salado. Y los hombres carecen de imaginación. Repiten lo que se les dice… En mi país yo tenía un flor: era siempre la primera en hablar…”

Publicações relacionadas

A Louca A Louca (Augusto dos Anjos) A Dias Paredes Quando ela passa: - a veste des...
Tristes sucessos, casos lastim... Tristes sucessos, casos lastimosos (Gregório de Matos) Tristes sucessos, cas...
Memorándum Memorándum (Mario Benedetti) Uno llegar e incorporarse el día Dos respirar ...
Não digas nada! Não digas nada! (Fernando Pessoa) Não digas nada! Nem mesmo a verdade Há ...

Deixe uma resposta