Soledades XI

Print Friendly, PDF & Email
Soledades XI (Antonio Machado)

Yo voy soñando caminos
de la tarde. ¡Las colinas
doradas, los verdes pinos,
las polvorientas encinas!…

¿Adónde el camino irá?
Yo voy cantando, viajero
a lo largo del sendero…
-La tarde cayendo está-.

” en el corazón tenía
la espina de una pasión;
logré arrancármela un día:
ya no siento el corazón.”

Y todo el campo un momento
se queda, mudo y sombrío,
meditando. Suena el viento
en los álamos del río.

La tarde más se oscurece;
y el camino que serpea
y débilmente blanquea,
se enturbia y desaparece.

Mi cantar vuelve a plañir:
“Aguda espina dorada
quién te pudiera sentir
en el corazón clavada.”

Publicações relacionadas

O analfabeto político O analfabeto político (Bertold Brecht) "O pior analfabeto é o analfabeto polí...
Desencontrários Desencontrários (Paulo Leminski) Mandei a palavra rimar. Ela não me obedeceu...
As atas do rancor As atas do rancor (Mario Benedetti) Do livro...
Embriaga-te Embriaga-te (Charles Pierre Baudelaire) Deve- se estar sempre bêbado. É a úni...

Deixe uma resposta